HISTORIA Y TRADICIONES

 
MUNICIPIO SAN CRISTÓBAL DEL ESTADO TÁCHIRA VENEZUELA

Ubicada en los andes venezolanos San Cristóbal está rodeada de paisajes montañosos y naturales, siendo esta la capital del estado Táchira. Fundada el jueves santo 31 de marzo de 1561 por el Capitán Don Juan Maldonado y Ordóñez de Villaquirán, quien vino por orden del Cabildo de Pamplona a fundar la villeta con una treintena de soldados y vecinos de Pamplona.

La Villa de San Cristóbal se fundó como estación intermedia en el camino entre Pamplona (fundada en 1549) y Mérida (Fundada en 1558).

El lugar de la constitución fue la actual Plaza Juan  Maldonado y allí el fundador señaló el lugar para la Iglesia, El Cabildo y La Cárcel Real. Los caminos de la ciudad fueron muy difíciles por el aislamiento geográfico, la pobreza de sus colindantes y los ataques de los indios Chinatos. Para librarse de las luchas de los indios, los vecinos invocaron el auxilio del Santo San Sebastián, cuyo martirio se había hecho a flechazos.

Para 1628 la ciudad contaba con 100 pobladores, para mitad del siglo XVIII unos 400 y cuando Bolívar visitó San Cristóbal en 1813 y 1820, tenía entre 1500 a 2000 habitantes. La mayoría de las casas eran ranchos de paja y solo un tercio de las residencias eran de teja.

Para 1810 San Cristóbal pertenecía a la provincia de Maracaibo, pero el 28 de octubre de ese año el cabildo declaró su independencia y se anexó en la provincia de Mérida. Para 1856 el Congreso Nacional creó una nueva provincia con el nombre de Táchira conformada por San Cristóbal, San Antonio, Lobatera y La Grita. La capital fue San Cristóbal y desde 1856, tiene el título de ciudad. Al proclamarse la Constitución Federal en 1864 la provincia de Táchira se llamó estado Táchira y la capital siguió siendo San Cristóbal.

Hoy en día, nuestra ciudad capital es principalmente un centro de transacciones comerciales y financieras, impulsadas por el intercambio económico con el vecino país. Además, su estratégica ubicación geográfica le permite ser puerta de acceso a mercados de países amazónicos como Colombia, Bolivia, Perú y Ecuador, desarrollándose diversos sectores alrededor de este proceso económico.

San Cristóbal es una ciudad cordial y generosa que conserva, inquebrantablemente su profunda fe religiosa y las genuinas tradiciones del pueblo andino, paso obligado del viajero que traspasa los linderos de la patria, ciudad de proyecciones universitarias, siempre dispuestas a recibir a quienes tocan su puerta con una familiaridad tan grande como sus montañas, por eso se le conoce como “LA CIUDAD DE LA CORDIALIDAD”